El pasado 12 de noviembre tuvimos la oportunidad de asistir a las oficinas de nuestros amigos de Square Enix en México a jugar la tercera entrada de la altamente explosiva saga Just Cause. Después de nuestra experiencia con el juego les puedo decir que no decepciona en ese aspecto, con más y mejores explosiones que nunca, edificios destructibles, vehículos y toda la acción por la que es reconocida la serie.

Durante esta visita tuvimos la oportunidad de probar el juego por algunos minutos, así que aquí les compartiré mi experiencia durante el primer acercamiento que tuve con este gran juego.

Lo primero que pude apreciar fue el tamaño del mapa, que mide alrededor de 1000 kilómetros cuadrados y esta dividido en varias islas de diferentes tamaños. Cada isla está dividida en provincias, las cuales están controladas por las fuerzas del dictador y las puedes liberar destruyendo la influencia enemiga en ese lugar, tirando carteles, destruyendo torres de propaganda, demoliendo estatuas y obviamente matando a los soldados enemigos, que suelen ser bastantes.

Hablando del terreno, Just Cause 3 es de los pocos juegos que es más divertido desplazarte a pie que en cualquier vehículo. Aunque no sea precisamente a pie porque así como en la entrega anterior cuentas con tu grappling hook, tu paracaídas y ahora con el nuevo wingsuit. Combinando estos tres objetos puedes atravesar todo el mapa sin tocar el piso y realizando acrobacias aéreas. Al principio es un poco complicado usar el wingsuit pero después de unos 10 dolorosos aterrizajes de cara empiezas a controlarlo y a realmente divertirte volando por los cielos.

just_cause_3-2560x1600

El juego cuenta con gráficas bastante buenas, con unos de los mejores efectos de agua que he visto y al estar en islas cuando te alejas de ellas el mar se va volviendo más picado y las olas más fuertes haciendo que manejar sea más difícil, pero más interesante. Sin embargo, hay un punto extra donde realmente puedes ver todo el trabajo y dedicación por parte del estudio hacia el juego, las explosiones y los efectos de destrucción, que con la frecuencia en los que se ven es bastante importante. Hay cientos de edificios que son totalmente destructibles, mientras que los pueblos civiles no se pueden destruir; y es realmente satisfactorio ver como explota todo a tu alrededor mientras planeas con tu paracaídas o tu wingsuit dándole la espalda a la explosión como un hombre de verdad. Tal y como sucede en las películas de acción.

Los controles permanecen muy tradicionales y se mantienen dentro del estándar establecido pro otros juegos de la industria hasta el momento. La curva de aprendizaje es lenta y delicada, probablemente se interesen por controlar desde el inicio la navegación aérea, pero es el mismo juego quien se encarga de ajustarlo a sus necesidad y comenzarán a aprenderlo de forma didáctica.

Just cause 3

Just Cause 3 es un buen juego para tener en la mira, sobre todo para todos a los que le gusta la destrucción sin sentido y el poder ser creativo con ella. Sin duda un juego sumamente divertido con un mundo gigantesco lleno de actividades por realizar y cosas que explotar. Para todos los interesados el juego estará disponible este 1 de diciembre para Xbox One, PS4 PC.

Espacio