Años de experiencia en esta industria me han hecho desconfiar totalmente de aquellos juegos atorados en el limbo de desarrollo; incluso las ideas más emocionantes y originales se ven mermadas poco a poco con cada retraso y  aunque más tiempo de desarrollo pueda sonar a algo positivo, han sido muchos más los casos donde hemos visto verdaderos fracasos. Con esto dicho creo que es muy obvio el sentimiento que venía acompañándome mientras se instalaba la beta de The Division y la sorpresa que me llevé jugando una muy pequeña porción del juego.

Tom-Clancys-The-Division-1

The Division es un ejemplo más del tipo de marketing artificial de Ubisoft. Una vez más estamos frente a un juego cuyos gráficos se ven severamente deslavados en comparación con los numerosos trailers que hemos visto a lo largo de los años, lo cual hace aún más indignante el hecho de que los gráficos son realmente sólidos. Si no hubiera punto de comparación con los trailers, The Division no revolucionaría la industria pero no decepcionaría a los poseedores de una consola de esta generación. La versión que probé fue la de Xbox One y honestamente no estoy decepcionado ni impresionado, no fue algo que afectara mi gameplay y seguramente en PS4 y PC se verá incluso mejor con una mayor resolución.

En cuanto al gameplay, la beta cumple perfectamente en darnos una pequeña muestra de lo que podemos esperar sin spoilear las mejores sorpresas que tiene guardadas para la versión final. Este es un shooter genérico en tercera persona con mecánicas que hemos visto una y otra vez, los controles son sólidos y familiares, toma un poco de tiempo acostumbrarse al movimiento de los personajes pero en pocas horas estarás dominando por completo los tiroteos. Si fuera un shooter con una campaña lineal, The Division sería un completo fracaso, pero afortunadamente este es un juego acerca de loot en un mundo abierto. Juegos como Destiny o Borderlands son la competencia directa que este juego debe enfrentar y lo hace tomando todo lo básico y dándole su propio estilo en lo que a PvP y PvE se refiere.

7-KTnnswE

En cuanto a las secciones de un solo jugador, The Division toma mucho de Destiny, ofreciéndonos misiones secundarias a lo largo de la ciudad (que con solo el contenido de la beta se siente suficientemente grande) y varias misiones principales que puedes hacer acompañado de otros jugadores permitiéndote elegir el nivel de dificultad para mejorar el loot que encontrarás. La beta sólo ofrece una de estas misiones y es tan sencilla como la primera misión de un juego debería ser. Entra a un hospital, mata a todos y rescata a los doctores; sin duda es raro ver un entorno tan realista y enemigos humanos soportando tantas balas. Si bien esto es un videojuego, es un claro contraste entre la tonalidad y el gameplay, razones por las que usualmente estos juegos tienen settings de ciencia ficción o fantasía. Al final del día aquellos que disfruten el juego terminarán acostumbrándose y realmente después de encontrar tu primera pieza de loot raro en el cadáver de un jefe de salud irreal todo lo demás de vuelve intrascendente.

El sistema de loot de The Division es tan sencillo como debería ser, con diferentes clases de loot divididas por colores: blanco, verde, azul, morado y amarillo en ese orden. Este tipo de juego se basan completamente mejorar a tu personaje con estos objetos y siempre será muy satisfactorio encontrar algún arma o pedazo de armadura que superen a lo que tienes actualmente equipado. Lamentablemente al no tener acceso a piezas de rareza más alta no podemos predecir que tan profundo será el endgame del juego, algo que podría definir por completo el triunfo o fracaso de este título; sin embargo lo que tenemos es una pequeña muestra de las cosas que The Division tiene bajo la manga, cosas como los aditamentos de tus armas los cuales cuentan con sus propio nivel de rareza, dando hincapié a crear armas verdaderamente monstruosas si es que el loot de alto nivel cuenta con habilidades especiales. En cuanto a armadura es bueno ver que las piezas que ofrecen aumento de defensa están representadas en pequeños artefactos como guantes o rodilleras, permitiéndote personalizar a tu personaje con items como pantalones o chamarras que no afectan para nada tus stats, abriendo probablemente un mercado de microtransacciones pero dando la posibilidad de ver mucha variedad en los jugadores en lugar de ver a todos corriendo con las mismas piezas de armadura con los mayores stats. El sistema de “crafting” se encontraba bloqueado en la beta así que será interesante ver que ruta tomará The Division con este concepto.

The Division PC inventory

En cuanto a la mejora de tu personaje, los elementos de RPG se encuentran ahí de manera un poco inusual. Elementos esenciales como perks se encontrarán en tus armas y equipamentos mientras que las habilidades especiales o gadgets estarán ligadas a tus mejoras en tu base de operaciones y sus tres alas de desarrollo. Desde granadas curativas hasta sonares de alta tecnología, estos perks varían lo suficiente para compensar la falta de clases, incluso si tenemos accesos a muy pocos de ellos en la beta.

Al principio de este hands-on comenté como The Division sería un completo fracaso si es que su campaña fuera lineal pero muy probablemente no lograría salir de la sombra de otros juegos de este género basándose meramente en su mundo abierto. Las misión principal que vimos hasta ahora no es realmente impresionante y las misiones secundarias aunque más imaginativas que las principales podrían terminar volviéndose repetitivas. Esto sería un problema de no ser por el increíble as bajo de manga de este juego, el lugar donde conseguirás el mejor loot y probablemente la mejor experiencia de juego: La zona oscura.

La zona oscura es la rara y muy emocionante combinación de PvE y PvP; una zona del mapa que se encuentra completamente sellada e infectada por el virus que fue lanzado sobre la ciudad, siendo abandonada con equipamiento del más alto nivel usado en los primeros días de la lucha contra el brote. Esto la convierte en el lugar perfecto donde criminales e incluso agentes renegados lucharán por el mejor loot. A nivel de gameplay, la idea funciona de manera perfecta y en muchos casos es realmente emocionante. Una vez que entras te encontrarás atrapado no solo con enemigos controlados por IA de alto nivel sino que estarás en el mismo campo de batalla que otros jugadores.

Division-Dark-Zone-Chest-700x389

Cuando tomas en cuenta que el loot es solo para el más fuerte, todo se convierte en caos y en un juego psicológico acerca de en quien puedes confiar. Todo se vuelve incluso más brutal cuando descubres que todo tu loot debe ser extraído vía helicóptero antes de poder utilizarlo, dejándote completamente descubierto una vez que pides tu extracción. Muchas veces verás como otros jugadores se acercan a la zona para extraer sus propios objetos pero sin lugar a dudas algún jugador tratará de aprovecharse de la situación e intentará asesinarte y tomar todo tu loot con él. El juego tienen un sistema que trata de balancear dichos actos marcando a los agentes que disparan a otros jugadores como “renegados” poniendo un enorme marcador sobre su cabeza y haciéndolo el objetivo de todos los agentes en el mapa durante mínimo un minuto. El sistema no es perfecto y muchas veces muy pocas balas en fuego cruzado te marcarán como agente renegado; no fueron pocas las veces donde un grupo de por lo menos 8 personas entraron en caos completo con un solo jugador que decidió disparar y que en cuestión de segundos convirtió a todos en agentes renegados luchando por su vida. Frustrante, sí, pero sin lugar a dudas genera una tensión que solo juegos como DayZ o Rust habían logrado crear y que le da un nuevo sentido al juego, algo que solo mejora si dos amigos deciden entrar contigo a este brutal campo de batalla.

Con todo dicho, esta nueva beta de The Division realmente volvió a levantar mis expectativas por este juego. Con una muestra tan pequeña Ubisoft ha logrado demostrar que las ideas detrás del título son sólidas y lo único que falta ver es si el contenido final podrá estar a la altura y no terminar aburriendo a los jugadores después de pocas horas de juego. La Zona oscura es un divertido juego psicológico pero sin loot variado de alto nivel y un excelente matchmaking para evitar jugadores OP en algunos servidores la magia podría desvanecerse demasiado rápido mientras que la campaña se perfila para ser completamente vacía y banal, algo común en este género pero que sin duda alejará a aquellos que no son fans de los RPG o juegos puramente en línea. Espero con cautelosas ansias poner mis manos sobre la versión terminada.

Espacio