Los fanáticos del deporte automotriz y en especial de los rallies sabrán a la perfección quien es Sébastien Loeb. El piloto francés tiene ya varios títulos mundiales de su categoría y hasta tiene su propia escudería, por lo que al ser una figura de estas competencias no es de extrañarse que tenga su propio juego para competir en este pequeño mercado.

En los últimos años los juegos de carreras se han ido a dos extremos diferentes: el ser un simulador o un juego arcade. Afortunadamente varios estudios se han encargado de desarrollar entregas que incluso podemos considerar como uno de los mejores juego de cierta consola, tal es el caso de Gran Turismo 5, que terminó siendo uno de los mejores títulos que vimos en el PlayStation 3. En esta ocasión el estudio italiano Milestone se encargó de esta nueva propuesta para los fanáticos de los rallies.

PEUGEOT_208_R5_001

Llegar a el público que desconoce esta parte de los deportes de motor es muy difícil, es por eso que desde el principio el juego nos invita a participar a lo grande y podemos entrar al Modo Carrera. No se requieren de muchos intentos para poder manejar de una manera aceptable el coche y poder terminar con buen tiempo las pistas. En este modo habrá que ir subiendo de categoría con nuestra escudería, la cual podemos elegir su nombre al igual que el de nuestro piloto y copiloto. También podremos elegir los diseños de los coches de nuestro garage, dándole un buen toque de personalización a este modo, pues antes de cada competencia podremos ver la carpa de nuestro equipo y como le están haciendo las reparaciones necesarias a los daños que le causamos en la carrera anterior. En el Modo Carrera podremos encontrar una buena variedad de competiciones, incluyendo una muy divertida que involucra coches vintage.

Sébastien Loeb Rally Evo cuenta con un total de 58 coches de 16 automotrices diferentes. Puede parecer una cantidad muy corta, pero es la necesaria para poder experimentar diferentes manejos para cada una de las situaciones que los circuitos propongan. Estos coches se pueden adquirir con dinero del juego, el cual se obtendrá al final de cada carrera y dependerá de nuestro desempeño sobre la pista; otra opción es la posibilidad de rentarlos en una cantidad más baja, lo que permite usar un modelo por un tiempo determinado. Todos los vehículos pueden ser modificados antes de la carrera; desde los amortiguadores, las llantas y los frenos. Las opciones son abrumadoras, y sólo los conocedores de este deporte sabrán en su totalidad que modificaciones se necesitan hacer.

Sébastien Loeb Rally EVO_20160128035939

Lo anterior no quiere decir precisamente que sea malo, pues también es una opción para que los más novatos experimenten las posibilidades que el juego ofrece. Este título está en una línea delgada entre ser un simulador y un juego más arcade, pero si de algo estamos seguros, es que el trabajo que se hizo para poder satisfacer a ambos públicos es bueno. Al final ambos tipos de jugadores tienen un mismo rival: la pista.

Las diferentes modos de juego son muy divertidos, en especial

Loeb Experience.

Con 300 kilómetros reales entre ocho rallies, y cinco circuitos Rallycross, Sébastien Loeb Rally Evo tiene un buena variedad de pistas por recorrer. los entornos pueden parecer no tener variedad, pero al ir recorriendo cada uno podrás darte cuenta que el manejo deberá de ser diferente en algunos. Mis favoritos eran en algunas montañas europeas donde había curvas tan cerradas que me obligan a ir con extrema precaución para no terminar al fondo del barranco. Nadie quiere tener un accidente a cientos de metros de altura. Otra cosa que añade dificultad a algunos trayectos es el clima, sobre todo la nieve, que puede cambiar la manera en la que corremos una pista por completo. Desde bellos paisajes europeos hasta desiertos mexicanos, el juego ofrece una buena selección de trayectos.

s_bastian_loeb_rally_evo-3292895

Otro modo disponible es el Loeb Experience, donde se invita al jugador a revivir los mejores momentos en la carrera del piloto de origen galo; desde su debut, su paso a el reconocimiento internacional y hasta sus primeros campeonatos mundiales. Algo que sorprende es que también está la opción de retar a otros jugadores en el Modo Multijugador, pues en este tipo de juegos la competencia se hace por turnos, lo que hace de este modo algo más personal y solitario. Esto sumado a que esta no es una producción de un gran presupuesto, hace que agradezcan que el estudio se haya tomado la molestia de agregar esta opción. Para estar seguro de cuales son los modelos que mejor se acomoden a tus necesidades, en el Modo Rápido podrás probar cada uno de los coches sin tener que gastar las monedas del juego.

En cuestiones audiovisuales el juego queda mucho a deber. Podemos notar como Minestrone aún no sabe como aprovechar las capacidades de la generación actual, y eso es algo de que preocuparse, pues a dos años y medio de estas últimas consolas es indispensable ya tener un trabajo que sea del agrado del público en general. Los coches tan bien modelados, aun que los interiores son pobres, las animaciones de la gente son sosas y los paisajes se llegan a sentir vacios. Algunos detalles como el agua y lodo de las pistas, los atardeceres y el reflejo de luces se ven preciosos a 1080p, pero lamentablemente este juego sólo llega a los 30 cuadros por segundo, algo que un juego de carreras no debería permitirse.

Hay detalles preciosos, pero las animaciones de las personas

y sus 30 FPS le quitan mucho mérito.

No hay música memorable ni efectos de sonido de gran calidad, pero hay un detalle del sonido que me gustó mucho. En cada carrera nuestro copiloto irá leyendo la guía del circuito donde advierte del tipo de curva que está al frente, por lo que será importante escuchar lo que este nos vaya diciendo. El trabajo que se le dio a esta parte es muy bueno, y más que sentirse como comandos programados, es como alguien realmente te estuviera acompañando en tu partida, además de que el equipo de Square Enix hizo un excelente trabajo con el doblaje de las voces en español. Las actuaciones son estupendas y manejan un español neutral que podrá ser bien entendió por todo el público latinoamericano, incluso los consejos que el piloto francés nos de en cada menú del juego están doblados a nuestro idioma.

SLRE_Wales_1

Sébastien Loeb Rally Evo es la opción perfecta para jugadores que desean experimentar un videojuego de este deporte motor. A pesar de sus defectos, este juego termina por ser una buena apuesta de Minestrone por entrar al pequeño pero bien competido mercado de los simuladores de rally. No se necesitan grandes conocimientos para poder comenzar a obtener grandes resultados en cada uno de los diferentes circuitos y hasta llega a tener herramientas para hacerlo mucho más accesible, como la opción de rebobinar unos cuantos segundos la partida para evitar un choche, pero no cae nada mal investigar que modificaciones nos convienen para ciertas ocasiones Tomar curvas cerradas a grandes velocidades con derrapes más que perfectos es una sensación tan satisfactorio que querrás comprar un volante para tener una experiencia mucho mejor.

Para esta reseña utilizamos la versión de PS4. El juego también está disponible en Xbox One y PC.
Reseña | Sébastien Loeb Rally Evo
Quienes quieran experimentar por primera vez la experiencia de un juego de rally, está es una buena opción, y quienes estén familiarizados con el género, encontrarán algo muy cercano un simulador. Una entrega divertida, pero hay mejores opciones en el mercado.
Historia7
Jugabilidad8
Gráficos8
Sonido5
Rejugabilidad7
Lo bueno
  • Apunta a público conocedor y novato
  • Buenas opciones de personalización
  • Loen Experience es divertido y satisfactorio
Lo malo
  • Apartado sonoro deja que desear
  • Caídas de framerate y físicas extrañas
  • Largos tiempos de carga
7Bueno