Como bien sabemos el Kinect llegó a la Xbox One para morir de una forma bastante triste. Se confirmó que la Xbox One S no tendrá un puerto para conectar el periférico como la versión original de la consola.

En declaraciones de  Matt Lapsen, gerente de marketing para los dispositivos de Xbox dijo:

“Con la intención de hacer Xbox One S lo más compacta posible y hacer todas sus actualizaciones, hemos eliminado el puerto dedicado a Kinect de la parte de atrás.”

Pero no te preocupes, uno de los puntos fuertes de Xbox y su servicio al cliente es que piensan realmente en los consumidores por lo que si eres de los que desean adquirir la nueva consola y disfrutan de los juegos de Kinect entonces podrás solicitar un adaptador gratuito en la página oficial de su soporte técnico.

¡Kamen!

Fuente